Mostrando entradas con la etiqueta sambal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sambal. Mostrar todas las entradas

Radiatori con Ropa vieja al Sambal Oelek


Una receta de aprovechamiento combinada con la siempre apetecible pasta




La "ropa vieja" tiene su origen en la gastronomía medieval. Actualmente se cocina en varios países, bien preparada como una receta por sí misma, partiendo de la cocción de una carne que después se acompaña con sofritos, arroz, etc. o también como cocina de aprovechamiento partiendo de las sobras de una receta principal tipo cocido, como en nuestro caso, aunque es una elaboración que cada vez está adquiriendo mayor protagonismo.


  • Vamos a utilizar carne de ternera y cordero de este estupendo cocido castellano y preparar un sofrito de ajo, cebolla, tomate y un toque picante con Sambal Oelek




  1. Seleccionamos las piezas de carne, eliminamos los restos de grasa y partes fibrosas a medida que desmigamos y trinchamos.
  2. Pelamos y fileteamos ajos, cebolla en trozos pequeñitos tipo brounoise y rayamos el tomate
  3. Salteamos los ajos y la cebolla, cuando comience a transparentar añadimos el tomate
  4. Cuando el tomate esté cocinado añadimos la carne,  envolvemos y dejamos que se integren todos los sabores
  5. Rectificamos de sal y añadimos Sambal Oelek al gusto, recomendable ir probando para no pasarnos de picante. Claro que puedes usar cualquier otro picante que te guste, pero este tiene un toque dulzón que le dá un punto especial.





Como pasta hemos elegido estos Radiatori de la marca Garofalo que nos tienen enamorados. Este tubo seccionado, con aletas que forman ranuras imitando a los antiguos radiadores, recogen y se envuelven con las salsas de una forma que nos ha entusiasmado y por esto lo recomendamos 


  • Para finalizar la receta, cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • Una vez esté casi al dente, escurrimos ligeramente, dejando que parte del caldo de cocción se incorpore a la salsa para que cree una combinación más jugosa y dejaremos que la pasta acabe de cocerse en su salsa 1 ó 2 de minutos más. De este modo tendremos una pasta "al dente" y con los sabores de la salsa perfectamente integrados. Si la salsa se espesara o secara en exceso, podemos añadirle algo del agua de cocción.




Ya solo queda sentarse a la mesa y disfrutar.

Esperamos que os guste!